Tras conocerse la decisión del Tribunal Administrativo de Caldas, el cual anuló el pliego de condiciones de la licitación del juego de apuestas permanentes para el periodo que va del 4 de febrero del 2022 hasta el 3 de febrero del 2027, la Empresa Departamental para la Salud (Edsa) decidió apelar el fallo, al igual que el Concesionario Susuerte S.A.

Ante este recurso y la solicitud de la Veeduría por Caldas de abrir un nuevo proceso licitatorio, en cumplimiento de lo ordenado por el tribunal, Edsa aclaró que hasta tanto no haya un fallo definitivo del Consejo de Estado, no se podrán tomar decisiones sobre el caso.

De otro lado, desde la entidad manifestaron el  inconformismo por las insinuaciones expresadas por la Veeduría por Caldas sobre un supuesto indebido direccionamiento del proceso licitatorio, “acusación que carece de veracidad y de sustento fáctico”, señalaron.

En lo correspondiente a los recursos para la salud de los caldenses, estos no han estado ni estarán en riesgo porque el contrato de concesión se seguirá ejecutando hasta que el Consejo de Estado tome una decisión sobre la licitación y el contrato mismo, expresó la empresa.