Después de tres días de cierre en La Línea por hundimiento de la capa asfáltica en el kilómetro 63, la Seccional de Tránsito y Transporte del Tolima informó que se restableció por horas el paso en sentido Ibagué-Calarcá, para posteriormente dar vía Calarcá-Ibagué también por horas. Esta situación ha generado congestión en el Alto de Letras (Manizales-Fresno-Mariquita), que funciona como ruta alterna.

El secretario de Infraestructura de Caldas, John Jairo Gómez Arias, indicó que hay un paso alterno habilitado para vehículos livianos en Petaqueros-Guarinó (límite con Tolima)-Campoalegre-Las Playas-Marquetalia, y de allí se puede continuar el tránsito hacia el Magdalena Caldense, evadiendo el trancón en Mariquita. Adicionalmente, indicó que en Buenavista (Manzanares) continúan los trabajos de mitigación del riesgo y los pasos controlados.

Buenavista, cerrado durante 10 días
Gómez Arias subrayó que, por las condiciones climáticas adversas, el contratista avanza en el 20% de las obras en este punto crítico del tramo Petaqueros-Manzanares. Entre tanto, hay maquinaria amarilla de la Gobernación de Caldas en Campoalegre-Las Playas-La Siria-San Juan y Campoalegre-Las Playas-Marquetalia, que servirá como rutas a las comunidades del oriente ante el cierre en Buenavista, programado para el próximo martes 17 de mayo.

El secretario añadió que el cierre será por 10 días para mejorar aspectos técnicos de la vía que permitan avanzar con las obras de mitigación: “Buenavista debe estar habilitada el día de elecciones. El punto estará controlado y monitoreado por la Secretaría de Infraestructura. Sin embargo, después de esa semana, volveremos al paso controlado hasta tener la segunda vuelta, y luego habrá otro cierre definitivo para avanzar con las terrazas que se están haciendo allí”, concluyó Gómez Arias.