A sus 81 años murió un grande de la escritura, la crónica, la prensa y el periodismo en nuestro país, se trata del maestro Germán Castro Caycedo quien venía batallando contra un cáncer, enfermedad que asumió con entereza.

El periodista narrativo supo como pocos contar la historia de su país, bien fuera desde la selva o tratando temas tan álgidos como el narcotráfico y los conflictos con la guerrilla. Un apasionado por la investigación, cuya extensa trayectoria ha sido reconocida a lo largo de los años entre aquellos que quieren seguir sus pasos.

20 libros de investigación de su autoría se robaron la Feria Internacional del Libro realizada en Bogotá, que año tras año era testigo de las incansables filas de los lectores para conseguir un autógrafo de sus obras.

‘El Hueco’, ‘La Bruja’, ‘El Karina’ y ‘Mi Alma se la dejo al Diablo’ son sólo algunas de las afanadas obras del autor colombiano nacido en Zipaquirá, Cundinamarca, el 3 de marzo de 1940. Su labor periodística le valió el reconocimiento del Premio Nacional de Periodismo y el Premio Mergenthaler.

Su paso por la televisión también quedará grabado en aquellos que por cerca de dos décadas en los 70, no se perdían su emblemático programa ‘Enviado Especial’, vinculándose a la productora RTI Televisión. Mil fueron los programas realizados por Castro, con un formato periodístico revolucionario para su época, en el que fuera de los estudios de grabación se dedicaba a hacer periodismo de denuncia.

En 1999 recibió el premio Rodolfo Walsh, por su obra ‘El Karina’ (traducida a nueve idiomas), concedida como la mejor obra no-ficción publicada desde ese año en España, a pesar de haberse publicado en su natal Colombia en 1985.