En la ciudad de Manizales se dieron a conocer denuncias por parte de estudiantes quienes aseguran que han recibido llamadas telefónicas intimidantes, como el caso de una estudiante de la Universidad de Caldas quien ha participado en las protestas desarrolladas en esta ciudad y recientemente fue amenazada junto con su hija.

Alejandro Ceballos, rector de esta universidad, envió una carta a la Defensoría del Pueblo en Caldas, donde solicitó acompañamiento para esta estudiante por parte de alguna entidad pertinente para velar por el bienestar y la integridad de estas dos mujeres.

Asimismo, se presentó otro caso en la ciudad de Pereira, en donde José Leonardo Valencia Molano, rector nacional de Areandina, expresó su preocupación por las constantes amenazas a Ana María Durango Rivera, representante al Consejo Directivo de la seccional Pereira.

“Lamentablemente en la última semana integrantes de la comunidad estudiantil de nuestra región han recibido ataques directos y en el caso de Areandina nuestros líderes y representantes estudiantiles han sido víctimas de amenazas. Reiteramos nuestro rechazo contundente a este tipo de hechos y enviamos un mensaje de solidaridad a todas las familias y amigos de las personas que han sufrido esta situación”, destacó Valencia Molano.

El rector finalmente expresó el rechazo contundente a este tipo de hechos y envió un mensaje de solidaridad a todas las familias y amigos de las personas que han sufrido esta situación.