Michel José Puche Ribón, admitió en audiencia de verificación de aceptación de cargos, su responsabilidad en el delito de abuso sexual cuando fue puesto ante un juez de control de garantías.

Un fiscal de Anserma Caldas, adscrito a la Seccional Caldas, le había formulado este cargo el pasado 10 de febrero como persona ausente y, tras activar su búsqueda, fue hallado por las autoridades en la cárcel de Girón (Santander), donde está recluido por un delito similar.
De acuerdo con lo establecido por el ente acusador, entre 28 y el 29 de noviembre de 2016 Puche Ribón, ofreció sus servicios como brujo para hacer sanaciones y así se ganó la confianza de la gente.

Bajo esta fachada, se presume que abusó sexualmente de cuatro mujeres de 39, 26, 21 y 20 años, luego de indicarles que tenían un maleficio y que, para tratarlas, debían darle por adelantado el dinero de los materiales que necesitaba.

Para lograr su propósito, el supuesto brujo habría pactado una cita con cada víctima, en la cual presuntamente les hizo rezos y un ritual, además de darles bebedizos que doblegaron su voluntad. Una de las mujeres aseguró que este hombre la mantuvo toda una noche sometiéndola a los vejámenes.