El presidente Iván Duque se dirigió a los colombianos este martes, después de que el país se ha visto muy afectado por las protestas en las diferentes ciudades, desde el pasado 28 de abril.

“En los últimos días hemos visto distintas caras en nuestra sociedad, quienes protestan pacíficamente, quienes día a día expresan su optimismo y ganas de salir adelante, también tristemente a algunos desadaptados que han apelado al vandalismo, al terrorismo y a la violencia irracional para arrebatar la tranquilidad”.
Además, indica que estas personas con su violencia han pretendido desabastecer ciudades y causar pobreza amenazando al mismo tiempo la salud y la vida.

“No hay duda de que detrás de estas expresiones se suman organizaciones criminales, por lo tanto, las autoridades deben actuar para proteger a los ciudadanos respetando los derechos humanos, la constitución y la ley”, ratifica el mandatario.

Según el presidente, no hay nada que justifique ataques contra la alimentación, la vacunación, la reactivación y el empleo de los más vulnerables.

“El Gobierno de Colombia no tolera hoy, como no lo ha hecho en el pasado, ningún tipo de violencia y con mayor vehemencia rechaza la violencia que se escuda en justificaciones políticas”, insistió.

Concluyó, asimismo, que “en nuestra democracia se puede alzar la voz, pero no se puede empuñar un arma para callarla”.