El día 28 de abril se llevaba a cabo sobre la avenida Santander una reunión de manifestantes, donde se suscitó una riña, al parecer pretendían quemar una motocicleta. Es ahí cuando un hombre le hace el llamado de atención al grupo de personas y sin mediar palabra, otro hombre de 35 años de manera intolerante y violenta, esgrime un arma cortopunzante y ataca al ciudadano causándole heridas en su rostro, cabeza y espalda; éste emprende la huida sin contar que ya había sido identificado y era seguido por las cámaras del circuito cerrado de televisión, llega donde su grupo de amigos y se puede ver en un video como de manera inescrupulosa y morbosa cuenta los hechos, haciendo movimientos con sus manos y cuerpo simulando como fue lo suscitado.