El gobierno español extendió hasta principios de mayo las medidas migratorias adoptadas por la pandemia de COVID-19 para visitantes de 12 nacionalidades.

La disposición aplica para todos los pasajeros procedentes de Brasil, Perú, Colombia y nueve países africanos, ante el temor a que se propaguen las nuevas variantes del coronavirus.

Según un Boletín Oficial del Estado (BOE), la medida estará en vigor al menos hasta el 3 de mayo y los viajeros que lleguen de Brasil, Sudáfrica, Botsuana, las Comoras, Ghana, Kenia, Mozambique, Tanzania, Zambia, Zimbabue, Perú y Colombia “con o sin escalas intermedias, deberán guardar cuarentena durante los diez días siguientes a su llegada, o durante toda su estancia en España si ésta fuera inferior a ese plazo”.

La cuarentena podrá interrumpirse al cabo de siete días si la persona presenta un test PCR negativo al COVID-19.

Durante la cuarentena, las personas “deberán permanecer en su domicilio o alojamiento” y solo podrán salir para comprar comida, medicamentos y productos de primera necesidad, para recibir atención médica o por “causas de fuerza mayor”, indica el BOE.