Este sábado, la plataforma de ‘streaming’ colapsó por la cantidad de gente que quiso ingresar para ver el primer concierto que el artista realizaría virtualmente, fue esta la razón por la que se canceló su presentación.

Marc Anthony comenzó diciendo, en un comunicado publicado en sus redes sociales, que agradecía la cantidad de personas de todas partes del mundo que compraron las boletas, que por cierto no eran muy baratas, para presenciar su primer concierto virtual.

Miles de fanáticos quedaron con boleta en mano y decepcionados.

El intérprete de ‘Vivir mi vida’ aseguró que no tenía control de la tecnología, pero que les prometió a todos los que compraron la boleta que no descansará hasta que ellos puedan tener el concierto.