A 9 años y 2 meses de prisión fue condenado Jorge Hernán Gómez Molina, como responsable del homicidio de Mario Alejandro Jaramillo Muriel, gerente de una transportadora, en hechos ocurridos el 9 de septiembre de 2009 en Viterbo (Caldas).

Gómez Molina se encontraba conversando con la víctima y le disparó con un arma de fuego provocándole la muerte, luego de que esta supuestamente lo hubiera humillado, esta fue la versión de acuerdo con los elementos materiales probatorios recaudados por un fiscal de la Seccional Caldas.

Tras el homicidio, el hoy condenado se escondió durante un año en Bogotá. Además de este asesinato, el procesado confesó el crimen de Gilberto Rivera Corrales, perpetrado el 8 de octubre de 2011, por el cual paga una pena de 21 años y 4 meses de prisión.

También reveló el homicidio de Jorge Eliécer Patiño Bermúdez, cometido el 20 de marzo del mismo año. Es este caso, afronta una pena de 10 años y 10 meses de cárcel. Ambos crímenes ocurridos en Viterbo. El condenado se encuentra recluido en la Cárcel de Máxima Seguridad de Cómbita (Boyacá).

El procesado confesó dos homicidios más cometidos en la misma ciudad y purga las respectivas sentencias.