En las próximas 24 horas, La Fiscalía General de La Nación, definirá si presenta acusación contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez; o si, por el contrario, solicitará una audiencia para precluir el caso por presunto soborno a testigos y fraude procesal.

“Nunca entendí que en mi personalidad cumpliera comprar testigos o engañar a la justicia, desde el punto de vista como abogado, mi renuncia al senado, en el año 2018 el magistrado José Luis Barceló me comunicó en pleno proceso político, un proceso en mi contra que lo habían mantenido en secreto y me citan a indagatoria por este proceso, por obstruir la justicia, un proceso en el 2011 con unos testigos que llevaron sus declaraciones a la corte suprema, que los había visitado el Senador Cepeda a las cárceles ofreciéndoles beneficios para acusar a mi familia y a mí, en vísperas el magistrado Barceló sin ninguna razón utilizó copias en contra de mi persona y de un abogado que contra él no ha pasado nada en el fiscalía” Manifestó el ex mandatario.

Estuvo 67 días con detención domiciliaria por este caso y llegó en calidad de imputado.

Solo resta esperar cómo se desarrolla tanto esta nueva denuncia como la preclusión del caso de Álvaro Uribe, quien estaba sindicado de la manipulación de testigos y fraude procesal.