Toby, un perro de ocho años, murió este jueves 18 de febrero en Medellín durante una operación a la que fue sometido para implantarle un marcapasos, pues sufría de una arritmia cardíaca que le producía constantes desmayos.

El Centro de Veterinaria y Zootecnia (CVZ) de la Universidad CES anunció que Toby murió luego de aplicarle la anestesia y comenzar el proceso quirúrgico.

La enfermedad del perro lo venía afectando desde los tres años de edad, cuando comenzó a sufrir convulsiones periódicas. Con tratamientos pudo mantenerse con una calidad de vida parcialmente buena. Con el implante se buscaba que pudiera estar mejor y dejar de sufrir desmayos.