Bomberos encontraron sin vida a cinco residentes de un hogar de ancianos, el sábado.  Otros cinco, junto con dos miembros del personal, están en estado grave. Al parecer se debió a una fuga de monóxido de carbono. Sucedió en Roma, Italia.

Todos los empleados y residentes habían pasado el jueves una prueba de detección del nuevo coronavirus. Nueve residentes y tres empleados dieron positivo, y debían ser trasladados el sábado por la mañana a instituciones especializadas.