Diego Corrillo, el acusado, admitió en entrevista con Noticias Uno que en 2018 escribió en su perfil de Twitter: “Ojalá mataran a ese cerdo”  refiriéndose al presidente  Iván Duque.

La Fiscalía considera que esas palabras son una instigación real a atentar contra la vida del presidente; él admitió su error pero podría ser enjuiciado. Incluso podría recibir seis años de cárcel.