La Corte Suprema de Justicia no manejaba un único caso en contra del expresidente Álvaro Uribe. El caso de falsedad de testigos y fraude procesal pasó a la Fiscalía, después de que Uribe renunciara al senado, pues la corte considero que había perdido competencia en ese caso.

Sin embargo, la Corte también estableció que en el caso de las investigaciones por la supuesta compara de votos a favor de Iván Duque, conocido como la “Ñeñeolítica”, sí mantendrá ducha competencia y continuara las investigaciones.

El exsenador deberá rendir versión libre en un principio sobre este caso que involucra según la Corte, algunas de sus funciones como congresista.