Organizaciones ambientalistas y científicos han alertado sobre la creciente cantidad de mascarillas, guantes y otros artículos desechables en playas y mares de distintos rincones del mundo. Esto, a causa del incremento en la utilización de dichos productos para evitar contagios alrededor del planeta.

“En mayo, se dio a conocer un informe de WWF Italia donde se establecía que si sólo el 1% de las mascarillas eran desechadas de manera incorrecta, se podría llegar a tener hasta 10 millones de mascarillas al mes contaminando el ambiente. Si llevamos esto a peso, considerando que cada mascarilla alcanza unos 4 gramos, se liberarían al medioambiente más de 40 mil kilogramos de plástico”, explica Susan Díaz, coordinadora de la campaña REDUCE+ de WWF Chile