Debido al comportamiento del virus en la ciudad y la misma sede de la alcaldía, se decidió dar inicio a la segunda fase de protocolos de bioseguridad.

La medida dice que los funcionarios de la administración municipal trabajarán desde casa, a excepción de: inspecciones de policía, ventanilla única, comisarías de familia, archivo municipal, entre otros pocos, que trabajarán de forma presencial entre el 10 y el 14 de agosto.

A partir del 18 de agosto se empezará a atender según la restricción de pico y cédula.