Es la segunda vez en menos de un mes que se presentan fugas en Bogotá. Esta vez fue en Usaquén.

Estas 18 personas tienen antecedentes, algunos por hurto agravado, otros por homicidio y microtráfico.

Se cree que la fuga se dio por el hacinamiento en la unidad policial que supera el 100%. Y los funcionarios de esa estación serán investigados.