El próximo 22 de agosto comenzará a funcionar la estrategia para mejorar la situación del sector gastronómico en Bogotá. La Secretaría de Desarrollo Económico y el Instituto Distrital de Turismo serán las entidades encargadas. Participarán 400 restaurantes de la capital, todos recibirán capacitaciones sobre los protocolos de bioseguridad.

Entre las normas de comportamiento se destaca que ningún cliente estará en el lugar por más de dos horas, los medios de pago y los menús serán digitales, habrá al menos dos metros de  distancia entre las mesas de los locales habilitados.