Los fuertes incendios que se dieron a principios del 2020 en Australia aceleraron la reducción de poblaciones de Koalas. Según un reciente estudio, estos mamíferos podrían extinguirse antes de llegar al año 2050.

Además, el informe señala que la deforestación en los bosques nativos también afecta fuertemente a estos animales, sumado al cambio climático que también afecta severamente a esta especie.

El estudio recomienda que para que esto no ocurra el gobierno de Australia debe brindar una mayor protección al hábitad natural de los Koalas, que se establezcan nuevos hospitales veterinarios para atender principalmente a estos animales.