El viernes en la tarde el fiscal, Francisco Barbosa y el contralor, Felipe Córdoba llegaron a San Andrés, dieron una confusa rueda de prensa en donde no quedó muy claro cuál era el motivo de su llegada.

Según el informe viajaron en un avión de la policía con seis personas que se quedaron en hotel cinco estrellas durante el último puente festivo de junio.

Pese a que los funcionarios dieron a entender que se trataba de trabajo, las familias de estos estuvieron allí con ellos. Además, pasaron el fin de semana en el hotel y usaron sus áreas recreativas y comunes.