El caso de los siete militares que violaron a una menor indígena no deja de ser la noticia más polémica de la semana en Colombia. El presidente Duque afirmó que aplicaría la “cadena perpetúa con ellos”, pese a que legalmente no se puede hacer.

Por otro lado, la senadora del Centro Democrático ayer insinúo que el caso podía tratarse de un falso positivo para afectar al Ejército. Horas más  tarde los siete militares aceptaron cargos, seis de ellos de haber cometido el delito y uno más de haber sido cómplice. 

Sin embargo, lo más polémico del caso es lo que insinúa la Fiscalía, en cabeza de Francisco Barbosa. La imputación de cargos a los militares se hizo por “acceso carnal abusivo” y no por “acceso carnal violento”. ¿Cuál es la diferencia?

El “acceso carnal abusivo” es cuando un adulto abusa sexualmente de una persona menor de 14 años, o que no esté completamente consciente de lo que hace, esto implica el no uso de violencia. Se considera un abuso sexual por la diferencia de condiciones entre la víctima y el victimario.

El “acceso carnal violento” es cuándo se usa la fuerza para someter a la víctima contra su voluntad consciente de tener relaciones sexuales. La familia de la menor indígena embera, sostienen que esta última es la que realmente ocurrió.

Cabe destacar que en Colombia, la pena por “acceso carnal violento” es más alta que la de “acceso carnal abusivo”.