La Universidad de Oxford anunció que 10.200 personas sanas entre adultos y menores de edad participarán en sus próximos estudios de vacunas para combatir la COVID-19.

En la primera fase de la investigación que inició en el mes de abril se realizaron alrededor de mil pruebas en personas entre los 56 años.

BBC Sarah Gilbert, profesora de Virología del Instituto Jenner le contó a la BBC que “Ya hubo mucho interés de personas mayores de 55 años para participar en la primera fase del estudio, pero no podían ser seleccionados. Ahora podremos incluir a grupos de mayor edad para continuar con la evaluación de la vacuna”.

Con estos nuevos estudios se espera analizar los efectos en el sistema inmunológico de algunos tratamientos para combatir la COVID-19 y comparar los resultados de diferentes vacunas.

Con información de: El Tiempo