Si no fuera suficiente con la cancelación de eventos, la crisis económica y estar encerrados, ahora los artistas de la música tienen un problema más. Sayco ordena que deben pagar una cuota por interpretar canciones en Internet.

Esta medida no ha sido bien recibida por muchos cantantes pues consideran injusto pagar por interpretar su propia música. La música, aunque creada por ellos está protegida por Sayco y es por ello que el ente quiere cobrar un dinero por su difusión en Internet.

Según Sayco, ellos están en la obligación de cobrar por distribución de música en la red y velar por proteger ese contenido. Pero para muchos artistas esto implica el no poder cantar en Internet sin pagar por ello, lo que generaría que hayan más eventos pagos por Internet del estilo del concierto de Jessi Uribe y Paola Jara.