En Europa se preparan para el regreso del fútbol el próximo mes. España jugará en cinco semanas lo que queda de La Liga, en la que de momento va punteado el Barcelona F.C.

Como protocolo de seguridad, se realizan pruebas de COVID-19 a todos los jugadores del fútbol español. Tras realizarles las pruebas, cinco deportistas dieron positivo para la enfermedad.

Tres son de la segunda división y dos de la primera. No se reveló quiénes son los infectados. Pero, todos son pacientes asintomáticos. Además están en la fase final de la enfermedad.

Los jugadores podrán jugar de nuevo cuando al menos dos pruebas salgan negativas.