El Vaticano informó que el Papa Francisco creó un fondo de 750 mil dólares para ayudar a las personas y zonas afectadas por la pandemia del coronavirus. Además, ha pedido a las entidades de la Iglesia y a las diócesis a contribuir en la medida de sus posibilidades a sus comunidades.

El fondo será entregado a  través de las Sociedades Misioneras Pontificias, las cuales tienen como misión la evangelización en los territorios, apoyando a más 1.100 diócesis en  diferentes lugares del mundo.

Anteriormente, el Papa había donado 30 respiradores a hospitales italianos para contribuir con la emergencia.