La cuarentena por coronavirus ha sido un momento histórico que ha generado muchos problemas en cuando a economía, salud mental, abuso y otros factores. Por supuesto también hay efectos positivos como la contención del COVID-19.

Pero ese último no es el único caso efecto positivo, pues el miedo ambiente también se ve beneficiado. Ante el cese de actividades humanas la contaminación se ha reducido drasticamente en todo el mundo. Hemos vjsto ríos y océanos cristalinos de nuevo a los que regresan animales. Además, la falta de carros y de producción en fábricas han disminuido la contaminación del aire.

En Bogotá también se ven los efectos. La calidad del aire mejoró en un 81% algo impensable hace unos meses. En menos de dos semanas de encierro la ciudad logró acabar con la alerta ambiental. La autoridades creen que en una semana la contaminación del aire bajará en un 100%.