En tan solo una semana, Manizales logró adecuar una zona del hospital Santa Sofía para atender los casos críticos que se lleguen a presentar en la ciudad por COVID-19. El hospital fue adecuado con distintas medidas que permiten tratar pacientes con dicha enfermedad sin ningún riesgo.

Santa Sofía tiene un área de 400 metros cuadrados, cuenta con zonas de observación covid, UCI covid, zonas frías y tibias (utilizadas por el personal de salud para el cambio de ropa e ingreso con elementos de protección personal).

Además, las puertas, ventanas y zonas para el descanso del equipo, conformado inicialmente por 10 profesionales especializados y 20 auxiliares, son totalmente aisladas. Se instalaron los ventiladores necesarios y zonas de aislamiento que hacen completamente segura la zona.

Así la ciudad se convierte en la primera de todo el país en tener una zona lista para atender la emergencia del coronavirus con todos los estándares internacionales de salubridad. De momento no ha sido necesario usarla pues solo se han presentado tres casos, de los cuales uno ya se recuperó y los otros dos permanecen en casa con síntomas leves.