Recientemente, ha habido una discusión que ha llegado incluso al Concejo de Manizales sobre una aparente censura del Once Caldas para con un grupo de periodistas de la ciudad. Los diarios La Patria y Q´hubo aseguran haber sido víctimas de censura, pues no se les permite cubrir los partidos que se juegan en el escenario deportivo. Sobre este tema se ha hablado en el Concejo debido a la preocupación que genera que en un escenario público, los privados tomen decisiones como esa.

El alcalde de Manizales, Carlos Mario Marín también se expresó a favor de los medios de comunicación y explicó que rechazó unas entradas gratis que le ofrecieron los directivos del Once a él y a sus funcionarios, para no deber favores a nadie y poder tomar acciones cuando ellos abusaran del uso del Estadio Palogrande, que es propiedad del municipio y no de la empresa Once Caldas S.A.

El club manifestó mediante un comunicado que hay dos razones por las que no acreditaron a varios periodistas para cubrir los duelos del Once en casa. La primera razón que argumentaron es que los periodistas no se dedican exclusivamente a hacer periodismo deportivo. La otra razón es que según ellos, trabajadores de La Patria han llegado a transmitir partidos desde el estadio cuando eso solo le corresponde al medio que tenga los derechos televisivos de la liga, en este caso Win Sports.

La Patria por su parte, explicó que esa acusación es falsa y que lo único que pasó fue que un periodista del medio tomó fotos en un momento en el que se estaba jugando y se le acercaron a decirle que no podía hacer tal cosa, lo que generó un conflicto en aquel momento entre el equipo y el medio.

“Como periodista deportivo expreso mi solidaridad por los actos de censura, es una violación al derecho a la información con el Once Caldas. Traté de contactar a su presidente, Tulio Mario Castrillón, y no ha sido posible”, indicó Faiver Hoyos, presidente de Acord Colombia.

Hoy, Hoyos se reunirá con el presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez para tratar entre otros temas ese que agita en este momento a la ciudad. Algunos concejales se han llegado a plantear que la razón real por lo que esto está pasando es porque a los dueños del Once les han molestado las críticas que el club ha recibido.