Luego de 8 años de que Manizales viviera los duros días de desabastecimiento de agua, hoy gracias al nuevo marco tarifario, la empresa logró materializar, con recursos propios, la obra de mitigación del riesgo más importante en la historia de la ciudad: El Cruce Elevado sobre el Río Chinchiná.

La estructura soporta las conducciones de agua potable de 28 y 30 pulgadas que transportan el 65% del agua para la ciudad entre las Plantas Luis Prieto Gómez y Niza. El Gerente de Aguas de Manizales, Alejandro Estrada Carmona explicó que “se trata de una obra hecha con ingeniería local, que cuenta con una luz de 84 metros, está 14 metros por encima de la cota de inundación lo que nos genera mucha tranquilidad, tiene una resistencia al peso de 350 kilos por metro cuadrado y para construirla, fue necesaria unainversión de $13.600 millones”.

También señaló que “El Cruce Elevado es una arteria fundamental para el Sistema de Aguas de Manizales que seguramente se convertirá en un ícono de la empresa; lo soñamos desde el 2011 y que hoy es una realidad”

Somos conscientes del territorio en el que vivimos, nuestra realidad topográfica nos exige ser muy rigurosos técnicamente. En Manizales llueve aproximadamente el 60% de los días del año y las diferencias de nivel generan un riesgo muy alto a los deslizamientos. Hoy el Cruce Elevado es una estructura que complementa todas las otras obras de mitigación que se han hecho en la ciudad, agregó Estrada Carmona.

Noticia tomada de:http://saladeprensamanizales.com/noticia/10807