EDUCACIÓN INCLUSIVA EN PEREIRA

Este año el énfasis del proyecto será el asesoramiento a docentes en temas de inclusión y no como en años anteriores, donde primaba la caracterización de los estudiantes en la capital risaraldense con talentos o capacidades excepcionales o en condición de discapacidad.

Juan Carlo Osorio, coordinador del proyecto con Fundación Progresa en Pereira, manifestó que “no queremos seguir incurriendo en procesos de caracterización, cuando tenemos a más de 5000 niños caracterizados, lo que queremos justamente es saber qué vamos a hacer con los más de 5000 niños que ya están caracterizados”.

Según cifras de la Secretaría de Educación de Pereira, en la ciudad hay identificados 5791 estudiantes con las condiciones mencionadas, 4971 alumnos con discapacidad y 870 con talentos y/o capacidades excepcionales.

Daniel Perdomo, secretario de Educación municipal, señaló sobre este proyecto que “inicia con una inversión cercana a los $1200 millones en un proceso licitatorio que tuvo bastante acogida por más de 5 proponentes y finalmente la Fundación Progresa fue la ganadora. Vamos a tener un equipo de trabajo de más de 60 personas y todo el equipo de acompañamiento de las instituciones educativas que nos va a permitir, por un lado, el acompañamiento institucional y, por el otro, el fortalecimiento de competencias”.

El equipo de profesionales que prestará este servicio está conformado por un coordinador general y un coordinador pedagógico, ademásde de otros 54 expertos con perfiles variados que van desde psicólogos, terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, educadores especiales, psicopedagogos. Así mismo se contará con 5 intérpretes de lengua de señas, 3 modelos lingüísticos y 2 tiflólogos.

Contexto
En Pereira el programa de necesidades educativas especiales ha recibido múltiples críticas en el pasado, especialmente porque siempre comenzaba a aplicarse en los últimos meses del año, perjudicando el proceso educativo de los niños, niñas y adolescentes en condición de discapacidad o con talentos y/o capacidades excepcionales.

Cuando se mencionó en el Concejo Municipal la fundación que operaría el proyecto, también se generaron cuestionamientos por parte de algunos concejales, entre ellos Carlos Alberto Henao, quien aseguró que esta misma fundación operó el programa en Pereira en el 2015 y fueron varios los problemas que se presentaron, entre ellos trabajadores a los que no se les pagó la totalidad del contrato.

Osorio mencionó uno de los inconvenientes que tiene el programa radica en que hay un subregistro en el Simat que a veces es complejo de manejar. “Si no logramos la fidelización con el Simat vamos a tener una serie de dificultades, en la asignación de los profesionales.

Hay profesionales itinerantes que tienen población sobre los 200 niños, pero estamos completamente convencidos de que esos 200 asignados se convierten en 100 o un poco menos, después de hacer una revisión directa del Simat”.

Lo cierto es que los problemas que ha generado la aplicación del programa de necesidades educativas especiales en años anteriores, hará que muchas miradas se poseen sobre este, con el propósito de que este año no se registren mayores inconvenientes.

Cortesía: El Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *