El 11 de septiembre será recordado por los estadounidenses y por el mundo entero, como el día del terror, la fecha en la que una de las mayores potencias mundiales pasó de ser temida a temer. La magnitud y complejidad de los atentados a las Torres Gemelas causaron 2.753 muertes y dieron paso a las guerras en Irak y Afganistán.

Aquel mañana del martes 11 de septiembre de 2001, 19 hombres secuestraron cuatro aviones comerciales estadounidenses, con dirección a varios destinos de la costa oeste. Los ataques fueron perpetrados en las ciudades de Nueva York, Washington y en las afueras de Shanksville, Pensilvania. Este fue un ataque orquestado por el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

2.753 de los fallecidos se encontraban en el World Trade Center (WTC) y otros estaban como ocupantes de los aviones que colapsaron intencionalmente las torres norte y sur. De las personas que murieron después del colapso de las torres, 343 eran bomberos de Nueva York, 23 eran policías de la ciudad y 37 eran agentes de la Autoridad Portuaria.

Los rangos de edades de los fallecidos iban entre los dos y los 85 años. Aproximadamente el 80% de las víctimas eran hombres. En el Pentágono, en Washington, 184 personas murieron cuando el vuelo 77 de American Airlines se estrelló contra el edificio.

Cerca de Shanksville, Pensilvania, 40 pasajeros y miembros de la tripulación a bordo del vuelo 93 de United Airlines fallecieron cuando la aeronave se estrelló contra un campo. Se especula que los secuestradores estrellaron el avión en ese lugar, después de que la tripulación y los pasajeros intentaron retomar el control de la cubierta del vuelo. Según la oficina médico forense de Estados Unidos, a julio de 2019, 1.644 (60%) de los 2.753 restos de víctimas del WTC han sido identificados.

El Fondo de Compensación para Víctimas del 11 de septiembre funcionó dese diciembre de 2001 hasta junio de 2004. En total, recibió 7.408 solicitudes para reclamos de muerte y daños personales. El Fondo concedió indemnizaciones en 5.560 de estos casos.

El sector de mayor impacto de estos atentados fue denominado ‘Zona Cero’, cuya limpieza terminó oficialmente el 30 de mayo de 2002. Se necesitaron 3,1 millones de horas de trabajo para limpiar 1,8 millones de toneladas de escombros. El costo total de la limpieza fue de 750 millones de dólares.