“Homerito falleció ayer en la aerolínea Easyfly”, escribió @mafe_echeverry18 en Instagram. “En el aeropuerto me manifiestan que no puedo viajar con él“.

Ante las amenazas de perder su vuelo, la dueña del animalito tuvo que dejarlo ir en bodega. “Les recomendé y les exigí que lo ubicaran en un lugar seguro con el guacal que le había comprado para viajar cómodamente. Lamentablemente al llegar a mi destino me encuentro con que mi mascota había fallecido“, contó.

Easyfly aseguró que la dueña de la mascota, Homero, no presentó el certificado médico de apoyo emocional y carnet de vacunas, razón por la que le ofrecieron trasladar el perro en bodega. “Previa autorización de la dueña”, así se hizo.