En medio de la desesperación y tristeza que ha dejado el huracán Iota en su paso por San Andrés y Providencia, una virgen sostiene la fe de los afectados.

Abundan los video y fotos de la debastación en la isla Santa Catalina, pero también se ha hecho viral la imagen de la estatua de la Virgen que lleva el mismo nombre. A esta escultura no le pasó absolutamente nada.