La revista Blood Advances publicó los resultados de dos estudios que se suman más evidencia de que las personas con el tipo de sangre O pueden tener una ligera ventaja durante esta pandemia.

La sangre tipo O es la más común en el mundo.

Los resultados sugieren que las personas con el tipo O tienen un menor riesgo de contraer el coronavirus, así como una menor probabilidad de enfermarse gravemente si se infectan.

Se encontró específicamente que los pacientes de COVID-19 con la sangre tipo O o B pasaron menos tiempo en una unidad de cuidados intensivos que sus contrapartes con el tipo A o AB. También era menos probable que necesitaran ventilación artificial y que sufrieran una insuficiencia renal.