Luis Fernando Suárez, gobernador encargado antioqueño dio positivo para COVID-19 hace una semana. Esta mañana fue hospitalizado debido a que presenta dificultades para respirar, sin embargo está consciente y en buen estado según el comunicado de la Gobernación de Antioquia.

Hay sospechas de que el contagio se dio en una reunión con compañeros en la que un infectado le compartió una chocolatina, por lo que manifestó que entre más a fondo se trabaje, más posibilidades hay de contagiarse.

Al mismo tiempo, Antoquia está en alerta roja debido a la ocupación de camas UCI  y tiene más de 30 mil casos positivos.