Según el procurador general, Fernando Carrillo, tras evaluar el caso se encontró que no hubo ninguna falta disciplinaria, porque para la entidad en este caso debe primar la seguridad del presidente de Colombia y su familia.

“Por la doctrina que ha habido en el Ministerio Público, aquí no hay un ilícito disciplinario y no lo hay porque hay un bien mayor que es la protección de la seguridad de la familia del jefe de Estado”, señaló la Procuraduría. Esta “doctrina” se dio cuando el organismo de control juzgó de la misma forma un hecho similar del gobierno de Álvaro Uribe, cuando el expresidente Juan Manuel Santos era ministro de defensa y usó un helicóptero militar para transportar a su hijo Martín Santos y unos amigos de él desde Anapoima a Bogotá.

“No es la primera ocasión que esto sucede en Colombia, así que hay unos antecedentes”, concluyó Carrillo.