El gobierno de Caldas socializó el Plan Integral de Gestión para el Cambio Climático del Departamento PIGCC, un documento que requirió cerca de 50 talleres y 1.500 personas para su formulación. En él se trazan líneas estratégicas para que Caldas minimice la vulnerabilidad ante la variabilidad climática.

“Luego de recoger información sobre las afectaciones que el fenómeno del cambio climático ha producido en las comunidades de todos los municipios y desarrollar mesas subregionales por cerca de un año, junto a Corpocaldas, entregamos un estudio detallado y con proyección a 12 años para blindar el departamento ante sus efectos”, señaló el director de la Unidad de Medio Ambiente y Cambio Climático, Alejandro Sánchez Castillo.

Junto a representantes de las gobernaciones del Eje Cafetero, corporaciones autónomas, la academia, empresas de servicios públicos y corporaciones medioambientales, el funcionario del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Edwin Giovanni Ortiz Rodríguez, destacó el liderazgo de la Jefatura y Corpocaldas, sumado al trabajo articulado entre estos actores y la

comunidad para la implementación de acciones que minimicen los efectos del cambio climático en el territorio caldense.

“Ojalá que el documento no quede en el papel, que se lleve a la práctica y se incluya en las políticas públicas medioambientales”, dijo el funcionario.

Por su parte, Jorge Luis Tabarquino Álzate, representante de la Alcaldía de Riosucio, aseguró que el Plan Integral es necesario en un departamento tan diverso como Caldas.

“Identificar los sitios críticos hace más sencillo buscar soluciones que se acomoden a la cosmovisión de sus pobladores y lograr fines comunes, ya que cuidar el bosque o combatir la deforestación no es lo único que debe resolverse en Caldas, hay más problemáticas consecuencia de la variabilidad climática que podrán enfrentarse con la implementación del plan”, añadió Tabarquino.

Noticia tomada de: Comunicaciones Gobernación de Caldas