Este martes 5 de noviembre la Corte Constitucional declaró inexequible parte del artículo primero de la Ley 54 de 1989, en el que se indicaba que el apellido paterno debía primero que el de la madre al registrar a los hijos.

Ahora el congreso es el encargado de legislar y poner en funcionamiento esta medida, que no de ser así será implementado a partir del 20 de junio del 2020 y hasta esta fecha seguirá en vigencia la norma actual.

Con esta decisión se rompe la tradición de que los hijos lleven primero el apellido del padre y se abre la posibilidad de que ambos progenitores se pongan de acuerdo para definir cuál apellido llevarán primero sus hijos.