Sucesos Políticos del Eje escrito y dirigido por el periodista y comunicador social: Germán Ríos Martínez. Este contenido no compromete a la empresa Eje 360 con respecto a su pensamiento e ideología. Hace parte del periodismo de opinión.

#Opinión #SucesosPolitícosDelEje

Reseña Histórica con Edgar Perea

Edgar Perea –QEPD-fue un extraordinario narrador deportivo que hizo época en Caracol, donde logró ubicarse como el locutor de fútbol más escuchado en el país, tanto que su voz provocó infinidad de veces,  lágrimas en sus oyentes,  cuando narraba los partidos de la selección Colombia.

Pero Perea un buen día extravió su papel de narrador deportivo y se dejó tentar por el bicho de la política; en 1998 salió electo Senador de la República e inmediatamente después comenzó a ser citado por los organismos de control. Su curul había sido demandada.

Y Perea entonces inició una dualidad como senador y como narrador de fútbol y de boxeo, ya que el locutor chocoano era versátil frente al micrófono y  podía narrar con solvencia un partido de beisbol o un encuentro futbolero.

Sin que se cruzaran sus horarios como narrador y como Senador, Perea siguió siendo narrador de fútbol los domingos y presentaba las noticias en el noticiero de Televisión NTC Noticias.

Se expuso demasiado, tanto que después de los alegatos del caso, de muchos ires y venires, el Consejo de Estado lo despojó de su investidura de Senador en julio del 2000,  por considerar que había violado el inciso primero del artículo 180 de la Constitución de Colombia, que trata de las incompatibilidades de congresistas y senadores.

La Constitución considera a los senadores servidores públicos, y no les está permitido celebrar contratos de trabajo con entidades particulares, exceptuando únicamente la cátedra universitaria.

¿Conflicto de Intereses para el concejal Rafael Torregrosa y el periodista Hernando Marín?

Este episodio viene a nuestra memoria, porque otro narrador deportivo, también costeño, Rafael Torregrosa, Concejal en ejercicio de Manizales,  dirige y presenta un espacio radial donde se permite la licencia de hacer observaciones o aplaudir la gestión de la administración municipal, la misma a la que en la corporación edilicia le hace control político.

No es el mismo caso de Perea, porque los concejales no están considerados servidores públicos y a ellos se le paga por la modalidad de honorarios.

Pero cuando Torregrosa toma los micrófonos, lo hace en un medio electrónico propiedad del Estado, el cual entrega a particulares por el sistema de concesión.

Torregrosa no está violando la ley, no está incurso en ningún régimen de inhabilidades e incompatibilidades, pero sí entra en el deleznable campo del conflicto de intereses, porque  no deja de inquietar y preocupar su dualidad de Concejal y Periodista en ejercicio, ya que en la radio se coloca en una situación privilegiada frente a los demás concejales, quienes carecen de medios electrónicos para compartir o disentir, lo que la sabiduría popular podría llamar  como “jugar con cartas marcadas”.

El mismo conflicto de intereses aplica también para el locutor Hernando Marín, quien ya fue concejal, y quien dirigiendo un espacio periodístico en una emisora colega, aspirará de nuevo en las listas del partido liberal al Concejo de Manizales.

Y en el debate que se avecina, también estará en ventaja frente a los otros aspirantes al Concejo, porque Torregrosa  y Marín se presentarán nuevamente como candidatos a esa corporación, coincidencialmente en las listas del liberalismo oficialista

Sucesos Políticos del Eje escrito y dirigido por el periodista y comunicador social: Germán Ríos Martínez. Este contenido no compromete a la empresa Eje 360 con respecto a su pensamiento e ideología. Hace parte del periodismo de opinión.